Poemas

martes, 10 de enero de 2012

Para amarte en mi delirio

Océano de ojos furtivos,
cauces, luna y cenizas,
un espejo afiebrado,
que se instala como Febo
y su candor multiplica,
Olas con faldas de lino,
contorneo en espumas;
pleamar avasallante,
de ámbar, un sur coralino.
Silencios rompientes,
un ayer de vibraciones;
una oración del mañana,
donde navegan sus rezos..
Se humaniza la aguada
y comienza el vivace
de su pasiòn y la mìa:
transforma en vendaval
como histriòn hechicero,
que en aguas de cristal,
hace espejos con mis manos
junto al vigor de sus palmas,
queriéndome abrazar
con fuerza huracanada
y redimirme a su erial .
Pensamientos mecedores,
un voceo de aguamiel
golpeando mis oìdos;
zigzagueos de carmines,
caramelo en el vacío;
vocales de bermejos
encendidos con razòn,
elixires como fraguas
apasionan mis sentidos
y se instalan con ardor.
Ahora que eres vida
y olvidaste tempestades
cual bajel de bajo muelle
izado a mi velamen,
sin experiencias malditas;
renacido como vado,
para amarte en mi delirio
y mimarte con glaseados
de mi dulce torbellino.
Si supieras del vaivén
de mis sueños anhelados:
hacen sombra con estilo
como alas de mi encierro
prisioneras del destino,
con volados guitarreros
y adicción a lo prohibido.
Hoy resurges en mis cuitas
como viento que se aviva,
intercalas sugeridos
de un besar azucarado
con tus labios soñadores
que marean mis sentidos.

Elen Lackner



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada